Jorge Arturo Poveda Barrantes*

(Texto completo)

 

Título: Pura sangre

Año: 1982.

Duración: 99 min.

Director: Luis Ospina.

Guión: Luis Ospina, Alberto Quiroga.

Música: Gabriel Ossa, Bernardo Ossa.

Director de fotografía: Ramón F. Suárez.

Dirección artística: Karen Lamassonne

Reparto: Florina LemaitreCarlos MayoloHumberto ArangoLuis Alberto GarcíaGilberto ForeroPatricia BonillaRita EscobarÁlvaro GutiérrezCésar Muñoz.

Producciones: Luis Ospina, Rodrigo Castaño / Compañía de Fomento Cinematográfico (Focine).

Premios: Mención al Guión, II concurso de Guiones de Focine, (Bogotá, 1981); Premio a la Mejor Actriz y al Mejor Sonido, Festival Internacional de Cartagena (1982); Mención del Jurado de la Crítica, Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, (España, 1983).

Este año se estrenó en las salas de cine un nuevo film dirigido por Luis Ospina: Todo empezó por el fin (2016), un documental acerca del legendario “Grupo de Cali” integrado por Andrés Caicedo, Carlos Mayolo y Luis Ospina. A este último se le debe uno de los clásicos del terror colombiano como lo es el film Pura Sangre (1982) dedicado a la memoria de Andrés Caicedo. El film de Luis Ospina a pesar de haber sido criticado en los años ochenta, obtuvo diversos premios nacionales e internacionales, y con el tiempo se le ha reivindicado como una de las grandes películas del cine colombiano.

Pura Sangre es una película que puede ser tomada como modelo a seguir para encontrar un auténtico cine de terror colombiano. Luis Ospina sumerge al espectador en una historia tétrica, cercana al relato del vampiro, pero dejando de lado al ser sobrenatural. Roberto Hurtado (Roberto “Fly” Forero), un anciano que padece una enfermedad terminal, necesita constantemente de transfusiones de sangre. Su hijo, Adolfo Hurtado (Luis Alberto García), quien es el encargado de los negocios de la familia, encuentra una forma mucho más económica de encontrar la sangre para su padre chantajeando a tres de sus empleados que esconden un siniestro secreto. Así, Florencia (Florina Lematrie), Perfecto (Carlos Mayolo) y Ever (Humberto Arango), persiguen a los niños y jóvenes caleños para extraerles la sangre y llevársela al viejo dueño de la empresa azucarera “El Porvenir”.

Las leyendas populares caleñas alimentan la historia de esta película. La figura arquetípica del vampiro europeo en esta película es reactualizada al contexto colombiano al asociarse al ser chupa sangre con una pulga o un mosquito. Los tipos que asedian a sus víctimas no son seres invencibles, sádicos que sólo viven para asesinar y acabar con todo lo que esté a su paso, no. Aquí los asesinos tienen familia, se equivocan y urden artimañas para atrapar a sus víctimas.

Los sonidos de ambientación cumplen un papel importante en esta película debido a que sus tonos sugestivos llenan de un matiz inquietante cada escena. Así las sombras y los ambientes nocturnos, las artimañas de los asesinos y las ambiciones de los empresarios adquieren un tono lúgubre que complementa la ambientación de terror al mejor estilo de los clásicos del cine de miedo de los 60 y 70.

La leyenda caleña del monstruo de los mangones se volvió popular en los años sesenta por la misteriosa aparición de cadáveres de hombres jóvenes en terrenos baldíos. Pura Sangre hace una síntesis de las diversas hipótesis que se tenían del mito caleño: un monstruo chupasangre, un asesino demente, un violador de niños, o un millonario que padecía de una enfermedad que exigía constantes transfusiones de sangre y terminaba buscándola en sus víctimas. Estos relatos los adapta Luis Ospina en Pura Sangre para mostrar una crítica a los males de la política y las instituciones colombianas que son corrompidas por la codicia y la avaricia de algunos hombres. De esta forma se representa así a los monstruos que acechan la vida real. Luis Ospina utiliza el cine de terror para hacer una crítica a la sociedad colombiana y a los estamentos de poder, posición crítica que asumieron en sus representaciones artísticas el “Grupo de Cali” tanto en el cine como en la literatura, lo que se le llamó el “Gótico Tropical”.


*Estudiante de estudios literarios

Universidad Autónoma de Colombia

 

Categorías: Catas y degustaciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: