Fragmentos

Juliana Valencia Castaño*

(Textos completos)

*
Tartamuda del poema
sigo jugando en la rueda rusa ruleta
olvidé dónde mis ojos me nombran
por unanimidad muerta
esperando el golpe de gracia
el lenguaje que me pierda
la disolución del espacio en la efigie del tiempo que ahoga,
que a-horas, ahoga,
mientras el perro del café me lame la última oreja del día
los viejos con sus dientes en contienda le confieren a la vida los colores que manchan mi niñez debajo de la mesa.
Yo, yo intento escupirles con los ojos la cara,
morder sus manos con mis piernas
transitar por su ombligo hasta clavarles la ausencia
¿qué es la vida sino este escollo que mide de pierna a pierna la prolongación del espacio?
Ahora cierro las ventanas
quiero el sacrilegio,
la oscuridad del alma cifrada en el monolito de mi carne
donde la iniciación abrupta a la vida rasgó mis parpados, tras el nacimiento escabroso de una niña en la frontera de su primera y última palabra.

**

Aldeana de valles impolutos                                                                       danzarinas formas tiene tus cabellos esposados al viento               aspavientos que cortan el aire del leñador que te contemple                 y el peso que de los árboles tus manos aligeran                                   sustraen de ti el bermellón, mana de la tierra                                         Tras tus pasos la diosa fértil renace                                                         Ceres calza semillas, vendimia para el pueblo                                           y en carrozas con crines aceitunados va segando                                  la tierra en noches de luna llena                                                                y así como cabalgan su cabellos al viento                                         galopas tu aldeana sobre mi pecho de leñador                                     que tras la burda hoja de plata te contempla.

Fotografía a cargo de la autora

Categorías: Voz y verbo

0 commentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: