La otra orilla

(Texto completo)

Yeimi Cardozo*

El primer aliento de la vida es como una bandada de gaviotas a vuelo manso sobre el mar. A veces, el sol se recrudece, pica sobre las plumas, pero todavía no impide el vuelo ágil y gracioso, capaz de enmudecer a la sombra de unas miedosas palmeras.

Luego el viento empieza su propia carrera. El vuelo se hace cada vez más duro. Una ráfaga de podredumbre invisible quiere llevarles la contraria, echarlas para siempre a la otra orilla de la tierra, donde un abismo oscuro se abalanza sobre sus ojos marinos. Y con el buche lleno de arena y las alas desmigajadas y las patas inservibles, las gaviotas agonizan como flores blancas a la media noche.

Sólo queda una estela de cenizas en el aire, un desesperado batir de alas que no puede tomar rumbo ninguno. El último aliento es una montaña de gaviotas ahogadas por una furia más implacable que la muerte.

 

*Estudios Literarios. Universidad Autónoma de Colombia.

Contacto: yeimiccp@hotmail.com

Fotografía por: Yeimi Cardozo.

Categorías: Voz y verbo

0 commentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: