Sólo para locos
Jonathan Caicedo Girón*


“Somos geniales, locos y peligrosos”.
                              Gonzalo Arango



En la cantina de muros amarillos,
se esculpe el letrero:
«Entrada solo para locos y no para cualquiera».
Alzo la cerveza que escupe burbujas de soledad.
La tomo por el cuello.
Examino el agrietado anuncio.
Oculta unas inscripciones pequeñas,
las leo:


Únicamente para locos:
los cigarros, las putas y los perros.
  LOS VIAJES Y LOS VISAJES.
    Los delirios mentales…
      Los Lobos Estepario.
        Los Gonzalo Arango.


Las peleas mono–lógicas,
sin dioses y sin diablos.
Las cervezas y los taburetes.
El azar y los lápices.
Los barrotes y las hojas.

Las Novelas, y la Poesía.
 Monserrate y sus cerros:
  ¡Bogotá desnuda!


¡Zaaas! ¡Zaaas! ¡Zaas!
Raskolnikov en vilo…
Cero iglesias.


Las nubes se rompen como muecas tristes:
una babita, dos babitas, tres babitas.
Le sucede un mar de asfalto.
Cuatro manos para abrazos
sin fronteras
que adopta con nostalgia,
la amarga prostituta de la calle.


Atracar la tarde con la libreta.
Julio Jaramillo y Alci Acosta.
Algo de ROCK AND ROLL…

Venas azulejas.
Algo de filosofía,
lamer las calles,
escurrir el barro,
uno que otro verso.


La política en las arterias:
cigarro pirómano
quemado en la cabeza
de quienes salieron
vivos del Palacio.


Un vinito,
una chela,
el potrero,
la cantina,
la rocola,
unas moneditas.


Una botella, dos botellas, tres botellas.
Suelto el cuello de la cerveza,
la última y nos vamos.



*(Bogotá, Colombia)

Docente de la Uniminuto en el Centro Regional Soacha, en el área de CEPLEC. Trabaja continuamente por la divulgación de la poesía y la cultura con los estudiantes del municipio de Soacha. Se encuentra trabajando en la publicación de su primer libro: Mediaciones de la locura.
caissedorf@gmail.com

Categorías: Voz y verbo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: